CÓMO INFLUYE EL CLIMA EN NUESTRA SALUD.

Cuántas veces hemos oido hablar de los efectos de los cambios climáticos sobre la salud. Pues aquí os hablamos de algunos de ellos.


Los cambios bruscos de temperatura, la humedad y la presión atmosférica repercuten sobre la salud.

Son muchas las personas que pueden predecir los cambios de tiempo por los síntomas que tienen y más todavía, las que sufren trastornos por esta causa.

Todo afecta, el frío, el calor, la lluvia, el viento... etc., y puede repercutir en el estado físico y anímico de cada persona.

Han sido muchos los estudios que confirman la veracidad de esas frases que tanto hemos escuchado: "Qué dolor de huesos, eso es que va a cambiar el tiempo" o "Tanto aire me está poniendo dolor de cabeza".

Las personas que sufren o han sufrido operaciones, lesiones, problemas vasculares, etc. de diversa magnitud, son más propensas a padecer los cambios en la climatología, pero todos estamos expuestos a sufrir molestias y/o cambios de humor cuando éstos se producen.

Los cambios de presión atmosférica pueden ocasionar migrañas y/o dolores articulares entre otros síntomas. Pero no son los únicos. Aquí os dejamos algunos de los cambios atmosféricos y sus posibles consecuencias en el estado de nuestra salud.

VIENTO

• Cálido y seco:

   - Cambios de humor

   - Decaimiento

   - Ansiedad o nerviosismo

   - Jaquecas

• Frío y húmedo:

   - Resfriados

   - Dolores reumáticos

• Templado y húmedo:

   - Cefaleas

   - Jaquecas

TEMPERATURA

• Elevada:

   - Descenso de la presión arterial

   - Fatiga

   - Irritabilidad

   - Dermatitis por calor

   - Bajo tono vital

• Baja:

   - Trastornos respiratorios

   - Trastornos circulatorios

   - Asma

HUMEDAD

• Mayor del 75%

   - Procesos infecciosos como la neumonía

   - Crisis asmáticas si además hace frío

   - Aumento de las molestias del reuma

• Menor del 25%

   - Calambres por electricidad estática

   - Sequedad de piel y mucosas.

LLUVIA

Disminución de las migrañas provocadas por un cambio brusco de la presión atmosférica. También puede producir brotes de asma.

Estos son algunos de los problemas que se producen en nuestra salud con los cambios climatológicos, pero como ya os hemos comentado antes, no todos somos propensos a padecer o a notar los cambios de tiempo con la misma intensidad.

Si notas alguno de estos síntomas puntualmente, fijaos en el tiempo porque puede ser la causa.

Eso sí, no debemos tomarnos esto a la ligera ya que no es lo mismo estar decaído o con dolores un par de días que estar así durante dos semanas. Así que si los síntomas no son puntuales sino que persisten, deberemos consultar siempre con un profesional que nos ayude a resolver la situación.

Top